El ‘Papitwo’, una fiesta musical de Miguel Bosé para sus seguidores

El ‘Papitwo’, una fiesta musical de Miguel Bosé para sus seguidoresMiguel Bosé (c) no paró un solo momento durante su presentación el pasado miércoles, en el Centro de Convenciones Simón Bolívar. Junto a sus músicos bailó durante más de dos horas.

Un viaje en el tiempo, en el que repasó los 35 años de su trayectoria. Así se vivió el concierto del cantante Miguel Bosé, con música que evocó recuerdos y sentimientos en los cientos de seguidores del artista en Guayaquil, el pasado miércoles, en el Centro de Convenciones, como parte de la gira Papitwo y que hoy también lo lleva al coliseo General Rumiñahui, en Quito.

Con ocho músicos en escena, que al igual que Bosé contagiaron de energía a la audiencia, el concierto arrancó con Mirarte, en medio de los gritos, aplausos y vítores de los asistentes, seguida por Duende y Nena, canción en la que no solo se movió sensualmente, también se agarró el trasero, gesto que sus fans aplaudieron fervorosamente.

El intérprete aprovechó todo su escenario. Como pista de baile, como pasarela en ocasiones. Pero siempre acompañado de sus músicos que demostraron con cada sencillo que se entonó esa noche porque, pese al paso del tiempo, Bosé sigue vigente en su público, tanto adulto como joven.

“Estos 35 años debo agradecerlos al equipo más leal, a todos y cada uno de vosotros”, expresó Bosé al referirse al apoyo de sus seguidores en su carrera profesional.

“Guayaquil, abre bien el corazón, los ojos, los oídos, las piernas, lo que quieras, que allá voy” anunció antes de seguir con Aire Soy, Sol forastero y Partisano.

El ‘Papitwo’, una fiesta musical de Miguel Bosé para sus seguidores

Dejando de lado su chaqueta multicolor, y en su lugar usando un chaleco negro, Bosé siguió enamorando a las parejas y a los grupos de amigos que coparon la mayor parte de las localidades del concierto.

Olvídame tú fue la excusa perfecta para que las mujeres cerca de la tarima provocaran una lluvia de rosas rojas en el escenario. La buena relación entre el cantante y su equipo era más que evidente. Sentados en una banqueta en el centro del show, similar a un grupo de amigos alrededor de una fogata, interpretaron Te diré, Don diablo, Creo en ti, Amiga, Linda y Morir de amor, estas últimas melodías coreadas a viva voz por la concurrencia en el lugar.

Gulliver y Bambú fueron los siguientes temas de la jornada, una velada en la que demostró que en sus 56 años bailó, saltó y coqueteó sin hacer pausa, sin parar, con toda vitalidad, enamorando más a sus fanáticas, quienes la mayor parte del espectáculo lanzaron regalos al escenario que él recogió y devolvió al público.

“Algo que debemos ejercitar los hombres es el músculo de la solidaridad”, destacó Bosé para dar paso al cantautor ecuatoriano Juan Fernando Velasco, un amigo muy querido como lo anunció, con quien cantó a dúo Nada particular.

Por pedido del público, quien lo hizo regresar al escenario dos veces luego de despedirse, Bosé cerró la noche con Morena mía, Como un lobo, Bandido, Si tú no vuelves y Te amaré.

Tu Publicidad Aqui

http://www.modelocaliente.com/chicas/wp-content/uploads/2013/04/micro_banners_deportestop.jpg

Broker de Medios Virtuales en Ecuador: Consolidamos los portales de mayor tráfico en Entretenimiento, Turismo y Deportes a nivel nacional, estructurando campañas publicitaria online con las cuales su producto tendrá la mayor penetración de mercado...Lea Mas